theme/images/cabezal_ecumenico.png
biografia

Esbozo biográfico de Sarbelio Navarrete

Fecha de publicación: 13 enero, 2008

El 29 de marzo de 1913 se gradúa como Doctor en Jurisprudencia y Ciencias Sociales con la presentación de la tesis El estado centroamericano, en el que analiza desde un enfoque marxista, el proceso del transito de colonias a republicas de las naciones del istmo. Luego de graduarse regresa a San Vicente.
Roberto Pineda

Esbozo biográfico de Sarbelio Navarrete

Edición especial de SIEP por Roberto Pineda, San salvador, 2 de enero de 2008

Sarbelio Navarrete nació el 29 de enero de 1879 en San Vicente, el primero de doce hermanos. Vivió su infancia en la población de San Esteban Catarina. Sus padres eran Venancio Navarrete y Enriqueta García. Estudio primaria en la escuela parroquial de San Vicente. La secundaria la estudio en el Colegio Divino Salvador y en el INSFRAMEN en San Salvador.

En 1910 ya en la Universidad de El Salvador estudiando en la facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales, es seleccionado por los estudiantes para representarlos en el II Congreso Universitario Americano, que se desarrolló en Buenos Aires, Argentina, en julio de ese año. Allí conoció al ilustre pensador argentino José Ingenieros.

El 29 de marzo de 1913 se gradúa como Doctor en Jurisprudencia y Ciencias Sociales con la presentación de la tesis El estado centroamericano, en el que analiza desde un enfoque marxista, el proceso del transito de colonias a republicas de las naciones del istmo. Luego de graduarse regresa a San Vicente.

El 26 de septiembre de 1915 es invitado a pronunciar una conferencia en el quinto aniversario de la Sociedad “Obreros Amigos” en el que saluda a los trabajadores y los llama a “enarbolar siempre más alto el pabellón del trabajo y de la unión: signo de victoria de los irredentos.”

La verdadera fecha de nuestra independencia trabajo periodístico del 17 de junio de 1926, revela de nuevo sus dotes intelectuales al debatir sobre este acontecimiento con uno de nuestros más respetados historiadores, el Dr. Jorge larde.

El 15 de mayo de 1928 pronuncia un discurso en el Teatro Gavidia de San Vicente, en Velada de solidaridad con la gesta heroica del general Augusto Cesar Sandino, que combatía en Las Segovias contra los invasores yanquis. Concluye afirmando que “su nombre, sonoro y simbólico, repercutirá eternamente, como su grito de rebeldía, y llevará en sus ecos las palabras mil veces benditas de ¡PATRIA Y LIBERTAD!”

La toma de La Bastilla…, es otro artículo polémico de 1928, esta vez con Alberto Masferrer, el cual considero este hecho histórico como intrascendente. Frente a esto el Dr. Navarrete afirma que “el pueblo francés consideraba aquel sombrío baluarte de una Monarquía decrépita como el signo visible de una tiranía secular.”

El 17 de diciembre de 1930, en representación del Gobierno salvadoreño y en su calidad de sub-secretario de instrucción pública, pronuncia un discurso en el centenario de la muerte del Libertador Simón Bolívar. Expresa que “su espíritu inmortal aun se cierne vigilante sobre los destinos de esta América que él magnificó por la vitalidad de sus proezas inauditas. Sigamos la huella de sus pasos…”

El 7 de diciembre de 1932, en el centenario de la muerte de Goethe, pronunció un discurso en la UES que titulo Ante la estatua de Goethe. Subrayó que “la ciencia, la cultura, son medios de perfección individual y social, pero no lo son por entero ni tampoco por si mismas. La ciencia excesiva aridece el alma, hay que poner como base de todo conocimiento y de toda cultura, la verdadera vida, que sólo lo es por el amor, por la comprensión humana y profunda de la vida que solo el amor puede darnos.”

El 15 de febrero de 1934, es invitado a pronunciar un discurso en el acto de apertura de clases de la UES. Titulo su discurso como La Universidad y la Cultura. Indicó que “la obra universitaria debe tener proyecciones sobre la vida nacional. Efectivamente las tiene, pero la acción de nuestra Universidad debe extenderse hasta ser un factor de primera importancia, entre los demás factores que a ello concurren, en la formación y organización de la cultura salvadoreña.”

El 25 de diciembre de 1935 pronuncia su Panegírico de la ciudad de San Vicente en el tercer centenario de su fundación, en el cual señala que “militares vicentinos de brillante espada, combaten en las falanges morazanicas en la grandes batallas de la federación: en La arada, en Coatepeque y en el sitio de la capital contra Carrera, contra la violenta agresión de Justo Rufino Barrios en los fortines de Chalchuapa.”

El 13 de septiembre de 1937 ya como rector de la UES pronuncia la conferencia Bajo el signo de Descartes, en homenaje al tercer centenario de la publicación de “El Discurso del Método.”En esta ocasión él invitó al General Martínez para que diera las palabras iniciales y el entonces presidente habló sobre su visión teosófica. El Rector Navarrete le respondió que “toda filosofía tendrá por principal instrumento la razón y se desenvolverá bajo este signo.”

El Dr. Sarbelio Navarrete muere el 2 de junio de 1952, luego de estar por dos semanas en la Policlínica, esperando ser dado de alta. Cuando recibió la noticia que podía regresar a su querido San Vicente, se irguió en la cama y este movimiento le ocasionó un infarto al corazón que terminó con su vida. Al final fue su ataúd el que desfiló por las calles de su ciudad hasta el cementerio, ante la mirada triste del pueblo vicentino que perdía a uno de sus más gloriosos hijos.

Sarbelio Navarrete, un ejemplo de firmeza frente a la dictadura militar
(Por Roberto Pineda)

Luego del golpe de estado del coronel Osmin Aguirre y Salinas, el 21 de octubre de 1944, un grupo de oficiales llegó a buscar al Dr. Sarbelio Navarrete para que abdicara como segundo designado a la presidencia y él, amablemente pero con mucha firmeza, rechazó tal vil pretensión y prefirió marcharse al exilio a Guatemala para desde allá continuar la lucha contra la dictadura militar. Esa es nuestra herencia revolucionaria…

El Dr. Navarrete nació el 29 de enero de 1879 en San Vicente. Se gradúa de doctor en Jurisprudencia y Ciencias Sociales el 29 de marzo de 1913 con un estudio marxista sobre El estado centroamericano, en el que analiza el proceso histórico del transito de la colonia a la república.

Tres años antes, en representación del estudiantado universitario, viajó a Buenos Aires, Argentina para participar en el Congreso Universitario latinoamericano. Allí conoce a José Ingenieros y fortalece su visión integracionista.

En 1928 participa en las campañas de solidaridad con el General Augusto Cesar Sandino que combatía con las armas en la mano en las Segovias nicaragüenses. En 1930, y como subsecretario de instrucción publica, habla sobre Simón Bolívar lo siguiente: “su espíritu inmortal aun se cierne vigilante sobre los destinos de esta América que él magnificó por la virtualidad de sus proezas inauditas. Sigamos la huella de sus pasos.

En 1936 es electo rector de la UES y desde el Alma Mater se encargó de librar una intensa lucha ideológica contra las ideas oscurantistas que profesaba el llamado “tirano de las aguas azules” General Martínez, y en defensa de la ciencia. Esto lo obligó a renunciar en 1939 en un acto de dignidad frente a la supresión de la autonomía universitaria por parte de la dictadura militar.

Luego del triunfo popular de la Huelga General de Brazos Caídos, el 8 de mayo de 1944, el dr. Navarrete es nombrado magistrado del Poder Judicial así como segundo designado a la Presidencia de la República. En octubre de ese año marcha al exilio a Guatemala. En 1948 es nombrado presidente de la Corte Suprema de Justicia. Muere el 2 de junio de 1952, precisamente cuando el régimen de Osorio desataba una cruel represión contra los sectores populares. El Dr. Sarbelio Navarrete nos deja un ejemplo de firmeza y dignidad, de un intelectual identificado con su pueblo…

Última modificación: 13 de enero de 2008 a las 23:34

Hay 0 comentarios

captcha